Loading...

BESTIARIO DE LA TELEVISIóN COLOMBIANA

Federico Arango

0


Fragmento

Contenido


Presentación

Apariciones insólitas

Aunque usted no lo crea

Censuras

Deporte y televisión

Extranjeros en Colombia

Genios trabajando

Industria colombiana

Nuestros cachivaches

Recibe antes que nadie historias como ésta

Mitos y Leyendas

¿Y este cómo se llamaba?

Lo más reciente

Datos curiosos y anécdotas

Agradecimientos

Créditos fotos

Presentación


Dicen los expertos que la televisión le permite al televidente identificarse con las historias y personajes que ofrece la pantalla. En esa medida, hay una tendencia poderosa, cada vez más fuerte, hacia lo aspiracional, es decir, a que este medio le muestre a la gente formas de vivir, de consumir y de amar mejores de las que la dura realidad le ha dado.

Pero esto no siempre es así. Existe un sector de la teleaudiencia para el que la televisión es, al contrario, un espacio para reafirmarse. Ese es nuestro caso. Desde siempre, y por razones que son del resorte de nuestros psiquiatras, lo nuestro ha sido la fijación por las rarezas, lo que recientemente ha sido llamado el lado B. Lo que no cabe en el molde, las raras excepciones.

Este es un libro de televidentes, bueno es aclararlo. Las anécdotas de quienes han hecho la televisión merecen un libro aparte.

Somos requetegodos y añoramos los tiempos en que solo había dos canales y el país entero hablaba de una sola telenovela. Odiamos Netflix, porque está sembrando las bases de la degeneración moral de este país a través de un individualismo que carcome el tejido social, compañero. Arriba Educadores de hombres nuevos; abajo Game of Thrones.

Los papeles protagónicos y las carreras llenas de glamur nos indignan, porq ...