Loading...

Noticia

Joël Dicker, un modelo de escritor

Publicada el 02/02/2017

El novelista suizo, autor del exitoso libro ?La verdad sobre el caso Harry Quebert?, estuvo en el Hay Festival, en Cartagena, hablando de su nueva novela, ?El libro de los Baltimore?


Nadie puede negar que el escritor Joël Dicker tiene lo suyo. Pero al margen de sus atributos físicos ?indiscutibles su porte y distinción, en conjunto con esos destellantes ojos azules?, que a su paso no resulta inadvertido, sus letras son su principal arma a la hora de seducir lectores. Él sabe, perfectamente, que su imagen atrae. Por eso acepta gustoso modelar para algunas reconocidas marcas del mundo. Para nada le molesta cuando alguien hace referencia al apodo que le tienen sus colegas, lo llaman el ?autor top model?, entonces sólo ríe y alza los hombros y de inmediato responde: ?Los escritores debemos atrevernos a ser modelos de inspiración para muchos. Tenemos que hacer sentir la literatura, lograr que interese más a niños y jóvenes, como lo hacen, por ejemplo, los futbolistas y cantantes. Si el hacer comerciales o modelar me permite captar más lectores y que la gente lea más, lo voy a seguir haciendo con gusto?.

Sí, no cabe duda de que sabe cómo enamorar a más gente de la literatura. Con apenas 31 años es un fenómeno editorial sin precedentes. Su segunda novela, La verdad sobre el caso Harry Quebert (Alfaguara, 2013), una historia policial y romántica, fue galardonada con el Premio Goncourt des Lycéens, el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa y el Premio Lire a la mejor novela en lengua francesa, y hasta el momento sigue siendo una de las más vendidas de los últimos tiempos a nivel mundial, traducida a treinta y tres idiomas, algo que muy pocos autores consiguen.

Joël Dicker estuvo en el Hay Festival de Cartagena con su más reciente novela, El libro de los Baltimore, que ya empieza a ser número uno en ventas, narrada una vez más por el carismático protagonista de su anterior libro, Marcus Goldman, esta vez contando su infancia y juventud. Desde el Corralito de Piedra, la ciudad que ansiaba conocer desde que leyó a Gabriel García Márquez, nos concedió esta entrevista.

¿Alguna vez soñó con el éxito que está teniendo como escritor?

Sí, siempre soñé con llegar a muchas personas. Ver gente de países tan lejanos al mío haciendo fila para conseguir que yo les firme uno de mis libros me emociona hasta las lágrimas. Para mí, ser un invitado al Hay Festival de Cartagena, la ciudad que tanto inspiró a Gabriel García Márquez, es una experiencia intensa y muy grande. Eso también lo soñé.

¿Qué le ha parecido Cartagena?

Es una ciudad maravillosa para descubrir historias. Quiero encontrar un tiempo para disfrutarla más. Bueno, no sólo a Cartagena, sino al país en general. Desde que leí Cien años de soledad quedé con ganas de venir a Colombia. Ese libro fue mi primer encuentro con la literatura latinoamericana. Pude sentir los olores de esta tierra y su calor del mediodía, lo afectuosa que es la gente, en fin, muchas sensaciones muy distintas a las que había experimentado con la literatura francesa, de la que vengo.

Hablemos de sus dos últimas novelas, ?La verdad sobre el caso de Harry Quebert? y ?El libro de los Baltimore?. ¿Por qué ha elegido narrarlas desde el punto de vista de un escritor? ¿Por qué insistir en el autor como personaje literario?

Es una muy buena pregunta. Lo que ocurre es que sigo interesado en indagar por qué soy escritor y quiero encontrar la respuesta a medida que voy escribiendo. Bueno, también escribo desde mis inquietudes, desde mis propias dudas. A quienes les guste escribir, van a verse reflejados en lo que vive un autor, cómo encuentra y desarrolla las historias, las dificultades que conlleva el proceso de escritura. Es mi manera de querer descubrir qué significa ser escritor.

Precisamente, ?El libro de los Baltimore? finaliza con la pregunta ?¿Por qué escribo?? y Marcus Goldman llega a la conclusión de que escribe porque los libros son más fuertes que la vida. ¿Es ese su mismo motivo para escribir?

Yo tengo muchas razones para escribir, pero al igual que Marcus Goldman comparto esa razón. Otra muy importante es que escribir me permite conocerme mejor.

Para conocerlo mejor, díganos quién es Joël Dicker.

Ante todo soy un tipo al que le gusta escribir. Empecé estudiando derecho, pero lo interrumpí porque me di cuenta de que no era lo mío. Realmente me apasiona escribir. Quiero seguir creciendo en este arte que todavía no es muy claro para mí y seguir encontrando la respuesta en mis novelas.

Compártelo: