Loading...

APAGAR INCENDIOS CON GASOLINA

Santiago Aparicio  

0


Fragmento

“Ten un desprecio saludable por lo imposible”.

Larry Page, fundador de Google

Mi nombre es Santiago y tengo treinta años. He dedicado toda mi vida profesional a la tecnología y he tenido la oportunidad de trabajar con algunos de los más grandes en la industria. He pasado por el sector financiero, dos de las empresas de tecnología más importantes del continente y fundado cuatro propias; la última y más exitosa hasta ahora es Fitpal. Se trata de una app que, por medio de aprendizaje automatizado, enamora a las personas a una actividad física con el fin de que sean más saludables. Operamos en más de cinco países y trabajamos con las multinacionales más grandes del continente. En mis tiempos libres, escribo para la revista Forbes y soy un apasionado por el deporte en general.

Reviso estas páginas desde tal vez la mayor crisis económica que haya visto la humanidad. Durante 2020 nos enfrentamos a la pandemia del COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha catalogado como una emergencia en salud pública de importancia internacional (ESPII). En menos de dos meses se identificaron casos en todos los continentes, situación que ha costado miles de vidas y puesto en jaque a la economía mundial. Si bien es cierto que ha habido mayores tragedias en nuestra historia, nunca habíamos sufrido un golpe tan fuerte en el corazón de nuestra capacidad para producir.

Sin embargo, no es el primer obstáculo que tendremos que afrontar en nuestras vidas, tampoco será el último y tal vez ni siquiera el peor. Esta situación nos ha demostrado que no existe el momento ideal para empezar una empresa o proyecto personal, y el mensaje que quiero transmitir en este libro es que no importa, pues el éxito tiene una receta replicable que desarrollé y comparto aquí con ustedes. No llegué a ella porque sea un genio, una persona especial, notable académicamente o porque conozca a la “gente correcta”. Es producto de haber estudiado qué tienen en común algunos seres excepcionales que han logrado cambiar el rumbo de la historia desde el emprendimiento, sumado a mi propia experiencia en este campo.

Mi mayor deseo siempre, desde pequeño, fue entender cómo funciona el dinero. ¿Cómo invertir?, ¿cómo levantar capital?, ¿en qué, cómo y cuándo gastar?, ¿gasto mucho o poquito? Fui el típico adolescente que se cree especial por ser más ambicioso que sus amigos y que, por tanto, le exige éxito a la vida. Sin embargo, la realidad siempre es otra y a veces para aprender es necesario caerse. En mi caso, estas caídas iban a ser como desde un rascacielos con un bulto de cemento atado a la espalda.

Mi actitud frente a la vida ha sido siempre retadora, esto se debe a que nunca he entendido por qué ser “normal” es algo bueno. Cuando estaba en el colegio, mi familia, profesores y allegados cuestionaban que no quisiera perseguir el camino corriente. Con esto se referían a formar un grupo de amigos con buenos con

Recibe antes que nadie historias como ésta