Loading...

COLOMBIA. MIRANDO HACIA DENTRO. TOMO 4 (1930-1960)

Eduardo Posada Carbó  

0


Fragmento

I

Legajo de los aforismos

Primavera de 1918

El camino verdadero pasa por una cuerda que no está tendida en lo alto, sino muy cerca del suelo. Parece hecha más para tropezar que para andar por ella.

Todos los errores humanos son fruto de la impaciencia, de la interrupción prematura de lo metódico, de un enquistamiento aparente de la cosa aparente.

Hay dos pecados humanos principales de los que se derivan todos los demás: la impaciencia y la negligencia. Por la impaciencia los expulsaron del Paraíso, por la negligencia no vuelven a él. Aunque en realidad quizá solo haya un pecado principal: la impaciencia. Por la impaciencia los expulsaron, por la impaciencia no vuelven.

Muchas sombras de los difuntos se dedican simplemente a lamer las ondas del río de los muertos, porque este río viene de nosotros y conserva aún el sabor salado de nuestros mares. Entonces el río se estremece de asco, toma la dirección opuesta y arroja a los muertos de vuelta a la vida. Y ellos

Aforismos están felices, cantan himnos de agradecimiento y acarician al indignado.

A partir de cierto punto ya no hay vuelta atrás. Hay que llegar a ese punto.

El momento decisivo de la evolución humana es perenne. Por eso tienen razón los movimientos intelectuales revolucionarios que reniegan de todo lo anterior, ya que todavía no ha pasado nada.

Una de las tentaciones más eficaces del mal consiste en la exhortación a la lucha. Es como la lucha con las mujeres que termina en la cama.

9. Una perra apestosa, gran paridora, en algunas partes ya podrida, pero que en mi infancia lo era todo para mí, que me sigue fielmente a todas partes, a la que no puedo evitar pegar, pero ante la que yo mismo, temiendo su aliento, me echo atrás paso a paso, y que sin emba

Recibe antes que nadie historias como ésta