Loading...

GUíA PARA UNA MAMá MILLENNIAL

Carolina Molina O.  

0


Fragmento

Presentación

Nuestra vida cambia en ese primer momento en el que leemos nuestra prueba embarazo y esta sale positiva. Sí, cambia, así como lo lees, aunque esto realmente solo lo vas a entender cuando tengas a tu bebé en brazos. En ese cambio radical aparecen todas las emociones juntas: felicidad, miedo, cansancio (fatiga emocional), estrés, dicha… y también aparecen todas las dudas. ¡Todasssssssss! En especial si somos madres primerizas, pues estamos viviendo algo completamente nuevo y lo desconocido siempre causa temor, hasta que nos adaptamos a esa nueva realidad.

Con el propósito de acompañarte en este proceso nace esta Guía para una mamá millennial. Acabo de pasar por lo mismo que estás viviendo y te aseguro que sentir que no estamos solas en esta etapa nos hace unas mamás más empoderadas de nuestro rol, unas mujeres más tranquilas y unos seres humanos más felices. Y ese es precisamente mi objetivo, brindarte herramientas para que esta etapa sea menos difícil para ti y para tu bebé.

Te invito a que entiendas la palabra guía solo como una guía y no como una verdad única, pues cada mamá y cada bebé son mundos completamente diferentes. No te diré que este es el manual o la fórmula para lograr ser la mamá perfecta, pues estoy convencida de que no existen fórmulas, no creo en la perfección ni en que a ser mamá se aprende leyendo un texto. A ser madre se aprende en el día a día, equivocándote, volviendo a intentarlo, leyendo este texto, aprendiendo de otras mamás, siendo intuitiva y escuchando el corazón.

En este libro vamos a recorrer los primeros nueve meses de tu bebé dentro de ti —tu embarazo—, luego vamos a hablar sobre el desarrollo de los segundos nueve meses de vida, que hacen parte de la exterogestación (palabra rara que se refiere a ese primer periodo de nueve meses de nuestro bebé fuera del útero). Este tiempo tan necesario para que nuestra criatura complete su desarrollo y pueda adaptarse al medio extrauterino (o sea la vida real). Es como si todo continuara y comenzáramos un segundo embarazo en el cual el contacto físico, los besos, las caricias y la atención se transformaran en una extensión del útero que protegía, abrazaba y acunaba a nuestro pequeño. Luego terminaremos con algunas pautas de crianza que recomiendo poner en práctica desde que nuestros hijos son unos recién nacidos.

Por lo general escuchamos a las mamás hablar sobre “mi embarazo”, y este es un término sobre el cual quisiera comenzar a crear conciencia. Primero, en un embarazo no estamos solas, nuestro hijo también es protagonista y hace parte de ese proceso; por eso te invito a visualizar esta etapa como “nuestro embarazo”, un gran trabajo en equipo, en el que además de tu pequeño, también estará tu pareja presente para acompañarlos en este viaje. Recuerda que tu bebé te escucha, te siente y te conoce, pues nace de ti misma.

En este libro voy a acompañarte en los primeros años de tu vida como mamá, y voy a cumplir con estas ocho promesas:

Prometo traducir a un idioma que todas entendamos las palabras muy sofisticadas, científicas o raras, para que no quedes más confundida de lo que estabas . Me gusta que me sientas lo más cercana posible. #soytanrealcomotú Prometo no dar y dar vueltas sobre un mismo tema (para parecer que soy experta). #voyalgrano Prometo no dármelas de la mamá perfecta, o de muy psicóloga infantil. Abrazo mis equivocaciones y aprendo de ellas. #sevaleequivocarse Prometo liberarte de las culpas que muchas veces nos crea la sociedad. #daslomejorquepuedesdesdeloquetienes Prometo brindar tips y herramientas prácticas que se puedan aplicar.#volveralobásico Prometo combinar la teoría y la vida real de una mamá. #ambassonclave Prometo ser muy honesta, me aburren las máscaras . #asísoyyo Prometo que al leer este libro te vas a sentir mucho más tranquila y empoderada de tu rol de madre . #confíoenti

Mamás millennial, mamás reales

Las mamás millennial nacimos entre el inicio de la década de 1980 y finales de la de 1990. Vivimos conectadas la mayor parte del tiempo, ya sea a nuestras redes sociales o a internet, pues nos gusta estar siempre bien informadas , aprender en comunidad con otras mamás que están pasando por nuestra misma etapa y amamos a nuestro amigo Google.

Estamos cambiando esquemas frente a lo que significa ser madres, pues preferimos dejar atrás nuestros miedos, cada vez nos empoderamos más de nuestro rol de mamás, escuchamos a nuestro corazón y creemos que es posible ser mujer, mamá, esposa, profesional y ama de casa.

Nos preocupamos por lo que comen nuestros hijos, aceptamos nuestras equivocaciones, no creemos en la maternidad perfecta y la característica que más nos identifica es que somos mamás reales, de carne y hueso, que entienden que la maternidad de la publicidad no es más que una forma de engancharnos para vender, pues asumimos la maternidad como un todo: felicidad, caos, sonrisas, sueño, aventuras y mucho cansancio . Esa es la vida real de una mamá.

De allí, de las mamás millennial parte el concepto de #mamásreales que tanto mencionaré aquí, y es muy importante señalar que todas somos mamás reales, cada una con un mundo único, una forma de ver la realidad completamente diferente, con padres que nos criaron de formas diversas, pero todas con un corazón gigante que ama sin medidas a sus hijos .

Recibe antes que nadie historias como ésta