Loading...

MáS IMPORTANTE QUE EL DINERO

Robert T. Kiyosaki  

0


Fragmento

Prefacio

ROBERT KIYOSAKI

Muchas personas tienen ideas millonarias. Creen que su nuevo producto o servicio las hará ricas y que todos sus sueños se harán realidad. El problema es que pocas personas saben cómo convertir su idea millonaria en millones de dólares.

P: ¿Por qué las personas no pueden convertir sus ideas en millones de dólares?

R: Porque casi todas las personas fueron a la escuela para aprender a ser empleados, no emprendedores.

Por eso a casi todos se les dice: “Ve a la escuela y consigue un trabajo”. Nunca escuchas: “Ve a la escuela y aprende a crear trabajos”, justo lo que hacen los emprendedores exitosos.

La mayoría de las personas va a la escuela para aprender a trabajar por dinero, un sueldo constante. Pocas personas aprenden a crear dinero para que nunca necesiten un sueldo constante. Si leíste Padre Rico, Padre Pobre, quizá recuerdes que la lección 1 de padre rico es: “Los ricos no trabajan por dinero”. Los emprendedores entienden bien esa lección y encuentran formas de hacer que su dinero trabaje para ellos. Construyen activos que les dan tanto flujo de efectivo como capital.

DAVID, GOLIAT Y PEE WEE

Hay tres tipos distintos de emprendedores en el mundo: los Davids, los Goliats y los Pee Wee Hermans.

Los Goliats son emprendedores como Steve Jobs, fundador de Apple Inc., una de las empresas más ricas en América. Otros Goliats son Larry Ellison, fundador de Oracle; Henry Ford, fundador de Ford Motor Company; Bill Gates, fundador de Microsoft; Thomas Edison, fundador de General Electric; Richard Branson, fundador de Virgin; y Walt Disney, fundador de Walt Disney Company.

Un punto importante a tener en cuenta es que todos estos Goliats empezaron como Pee Wee Hermans.

Otro punto importante es que todos en algún momento fueron Davids —Davids que se enfrentaron a Goliats en una batalla por la cima—. La película Piratas de Silicon Valley trata sobre los jóvenes Bill Gates y Steve Jobs enfrentándose a Goliats, IBM y Xerox. La película explica cómo Bill Gates se “robó” el negocio de PCs del gigante de computadoras centrales IBM y Steve Jobs le “robó” a Xerox lo que se convertiría en el mouse y la Macintosh. Piratas de Silicon Valley es una película que los Pee Wees y Davids deben ver, pequeños hombres con el valor para enfrentarse a gigantes… y posiblemente convertirse en Goliats algún día.

La historia de Richard Branson tiene un tema similar. Branson, un emprendedor del rock and roll, se convirtió en David cuando tuvo la audacia de enfrentarse con su nueva compañía Virgin Airways al gigante de las aerolíneas mundiales, British Airways. Hoy los negocios Virgin son “matagigantes” que van tras gigantes corporativos gordos, flojos, hinchados y costosos. Por ejemplo, cuando Richard vio la “grasa” (conocida como márgenes) en el negocio de la telefonía celular creó Virgin Mobile. Hoy Virgin Mobile es la marca destacada en tiendas Walmart de toda América y se encuentra entre los principales operadores de telefonía móvil.

No todos los Davids matan a Goliats. Algunos Pee Wees se convierten en Goliats inventando productos que cambian el mundo. Por ejemplo, Thomas Edison pasó de Pee Wee a David y luego a Goliat cuando inventó la bombilla eléctrica, un invento que llevó a la creación de General Electric.

Mark Zuckerberg empezó como Pee Wee en su dormitorio de Harvard, trabajando en Facebook. Se convirtió en David cuando expandió Facebook de Harvard a otros campus universitarios y se convirtió en Goliat cuando llevó Facebook a todo el mundo.

Elon Musk pasó de Pee Wee a David y después a Goliat cuando su compañía SpaceX se enfrentó a la NASA.

Elon después se enfrentó a gigantes automovilísticos como General Motors con su compañía Tesla, haciendo autos eléctricos deportivos y sexys.

PEE WEE CAMBIA EL MUNDO

No necesitas ser un David o Goliat para cambiar el mundo. Los Pee Wees pueden cambiar el mundo siendo aletas de compensación. En mi libro Segunda oportunidad, publicado en 2015, escribí sobre el doctor R. Buckminster Fuller y cómo cambió mi vida. De no ser por el doctor Fuller, o “Bucky” como le decían, no existiría The Rich Dad Company. Probablemente seguiría en el negocio del rock and roll como Richard Branson y jamás me hubiera convertido en un maestro o emprendedor educativo.

Tuve la buena fortuna de estudiar con el doctor Fuller tres veces en los veranos de 1981, 1982 y 1983. El doctor Fuller falleció pocas semanas después de la clase que tuve con él en 1983. Su partida me inspiró a dejar el negocio del rock and roll y convertirme en aleta de compensación, un Pee Wee en el negocio de la educación. The Rich Dad Company produjo un video titulado El hombre que podía ver el futuro, un minidocumental sobre la crisis financiera sin costo para cualquiera interesado en aprender cómo ver el futuro y cómo resolver la crisis financiera por medio de la educación financiera. Para ver este documental visita: RichDad.com/RDTV.

Actualmente The Rich Dad Company se enfrenta a la vieja, anticuada, extravagante y extremadamente cara industria educativa. Nuestro trabajo no es matar a Goliat. Nuestro trabajo es ser aleta de compensación en el SS Titanic, también conocido como el sistema educativo.

P: ¿Qué es una aleta de compensación?

R: Una aleta de compensación es una superficie diminuta en el borde de salida de una superficie de control más grande de un barco o avión. Una aleta de compensación es como el timón de un barco, es como los barcos se estabilizan para mantener su curso sin que el operador deba aplicar fuerza constante para controlarlos.

Fuller solía preguntarse: “¿Qué puedo hacer? Sólo soy un pequeño hombre…” Fue entonces cuando decidió convertirse en una aleta de compensación. En lugar de convertirse en un republicano o demócrata para competir por un puesto político —esperando convertirse en el capitán de la nave— se convirtió en la aleta de compensación en la parte trasera del barco. Una fuerza pequeña pero fuerte pudo influir en la dirección y producir un cambio. En 1927 se convirtió en un Pee Wee, un tipo pequeño que cambió el mundo. En el video El hombre que podía ver el futuro podrás ver algunos de los logros en la vida de Fuller, logros tales como la cúpula geodésica en la Expo 67, la Feria Mundial de 1967 en Montreal, Canadá. Verás cómo influyó en mí para convertirme en un Pee Wee, una aleta de compensación en la educación.

The Rich Dad Company se enfrenta al sistema escolar como un “pequeño hombre”… como una aleta de compensación que puede cambiar el mundo. Eso es lo que hacen los emprendedores. Hoy en día, el juego Cashflow se usa en todo el mundo como una herramienta educativa que no utiliza al sistema escolar.

Este libro está escrito para cualquiera al que le interese convertirse en emprendedor y cambiar el mundo siendo líder empresarial rico e inteligente. Ya sea que te enfrentes a los grandes o conquistes territorio no explorado, el éxito como emprendedor no es un camino sencillo.

Se requiere fuerza, compromiso y disciplina además de visión y confianza para rodearte de un equipo de asesores inteligente, experimentado y confiable.

Creo que descubrirás, igual que yo, que tu equipo puede estar entre tus activos más grandes. Pueden ser la diferencia entre sólo tener una idea millonaria o convertirla en un negocio multimillonario.

Parte uno

¿Quién está
en tu equipo?

Los negocios y las inversiones son deportes de equipo.

Padre Rico

Introducción

ROBERT KIYOSAKI

Hace algunos meses hablaba con mi doctor, quien orgullosamente me dijo: “Soy millonario. Por fin tengo más de un millón de dólares”.

Lo felicité y, como somos amigos cercanos, me sentí cómodo preguntando: “¿Cuánto pagaste en impuestos?”

“Como 700 000 dólares”, respondió tímidamente.

“Eso es mucho dinero”, dije asfixiándome.

“Bueno, ¿tú cuánto pagas en impuestos?”, me preguntó. “Sé que ganas más que yo.”

“Pago mucho menos de 700 000”, le respondí. “Y sí gano más que tú. Bastante más… pero lo que doy al Tío Sam es mucho menor.”

“¿Qué recomiendas que haga?”, preguntó.

“Despide a tu contador.”

MALOS CONSEJOS

He tenido que despedir a muchos contadores, abogados, directores generales, presidentes y otros supuestos profesionistas a lo largo de los años. Tuve contadores y abogados de firmas renombradas y prestigiosas que no tenían remedio. Fui honesto con mi doctor cuando le dije: “Despide a tu contador”.

Si has leído mis otros libros sabes que suelo escribir sobre la importancia de tener un equipo. En este libro escucharás a mi equipo. Son realmente buenos. Los asesores de Padre Rico, junto a otros emprendedores del equipo Rich Dad, compartirán sus experiencias, además de sus éxitos, desafíos y fracasos como emprendedores.

Mi equipo es mucho más importante que el dinero porque sin ellos probablemente no tendría dinero.

En este libro mi equipo no sólo te dirá qué hace. Te dirán por qué lo que hace es importante. Por ejemplo, mi contador Tom Wheelwright explicará por qué los ricos pagan mucho menos en impuestos y cómo puedes hacer lo mismo. La razón por la cual la sabiduría de Tom es mucho más importante que el dinero es porque los consejos de Tom me ahorran millones de dólares en impuestos de form

Recibe antes que nadie historias como ésta