Loading...

PERDONA Y VIVE EL PRESENTE CON LA AYUDA DE LOS áNGELES

Ana Mercedes Rueda Zapata  

0


Fragmento

Introducción

Hace muchos años, durante una meditación, los angelitos me dijeron: Tener y sentir paz interior es vivir el Cielo en la Tierra. Esta frase nunca se me ha olvidado, pues a través de ella he podido entender que, al final, el objetivo primordial de los seres humanos debe ser alcanzar la paz en su corazón, gracias al amor, la bondad, la alegría y la salud integral (la cual, tal como me lo enseñaron, consiste en tener salud física, mental, espiritual y emocional).

A lo largo de estas páginas deseo tomarte de la mano para ayudarte a encontrar el camino del perdón y la liberación por medio de la ruptura de ataduras, apegos al pasado y sentimientos negativos que hasta ahora no te han permitido evolucionar, para que así puedas, de una vez por todas, vivir el presente y soltar aquello que te impida vivir el Cielo en la Tierra.

Dios y tus angelitos saben, más que nadie en el universo e incluso más que tú mismo, lo que tu alma necesita y cuál el bálsamo que está buscando para sentir paz. Si tomaste la decisión de leer este libro es porque ellos “casualmente” lo pusieron frente a ti (en realidad nada sucede por accidente, y tú y yo lo sabemos), pues en tu interior tienes un deseo consciente o inconsciente de avanzar, de perdonar y de soltar, y deseas un cambio en tu vida y sentirte diferente. No quieres seguir en las mismas.

Recibe antes que nadie historias como ésta

Por todo eso, ¡te felicito! ¡No todos son tan valientes como tú! Hay quienes prefieren quedarse en esa falsa zona de confort por temor o desmotivación para enfrentar sus emociones. Eres un angelito terrenal muy valiente al haber tomado la decisión de buscar una salida y una respuesta. Gracias a eso, ten la seguridad de que Dios te va a abrir esa puerta hacia la liberación y la paz interior que tu alma tanto anhela.

Aunque las palabras “perdonar” y “soltar” hacen parte del lenguaje cotidiano y se utilizan con frecuencia, a la hora de aplicar su significado se presenta un reto más fuerte de sobrepasar. “Te perdono”, por ejemplo, es fácil de decir, pero sentirlo de corazón no lo es tanto. ¿Cómo perdonar un daño que marca a alguien para toda su vida?, ¿cómo perdonar a un delincuente o asesino que ha matado a seres inocentes?, ¿cómo perdonar a esa persona a quien le entregaste todo tu amor y te botó de un día para otro como un trapo sucio?, o ¿cómo dejar ir y olvidar el maltrato que viste en tu papá hacia ti?

Por otra parte, dejar a un lado el apego o la dependencia hacia alguien puede ser incluso más difícil que perdonar: ¿cómo soltar a quien es el padre o madre de tus hijos, aunque represente una relación tóxica para ti?, ¿cómo dejar ir a tu pareja, si luego de haber estado en soledad por tantos años finalmente llegó esa persona a tu vida y, aunque sufres en la relación, no quieres volver a estar sin compañía?, ¿cómo dejar atrás a ese ser con quien te ibas a casar y de un momento a otro rompió la relación?, ¿cómo, a pesar de que lo has intentado muchas veces y ya ha pasado un buen tiempo desde que tu relación terminó, dejar de amar y extrañar a tu expareja? ¿Cómo sanar la relación de dependencia que tienes con tus padres?, ¿cómo distanciarte de esa amiga cuya relación resulta nociva para ti?

Cientos, miles de palabras se han escrito intentando responder estas preguntas y quizás, a pesar de eso, para la mayoría aún existe un sinsabor, pues no hay una explicación que la satisfaga completamente. Yo me incluyo en ese grupo; y, precisamente por esa insatisfacción, acudí a la sabiduría de los seres de luz, pues entendí que ningún sabio en la Tierra podía darme una definición lo suficientemente amplia y contundente que me permitiera de manera lógica entender y responder esos “cómo”.

En este libro te compartiré lo que Dios, por intermedio de su Espíritu Santo y sus ángeles, me explicó sobre el perdón, dejar ir y la liberación para poder disfrutar la vida presente a plenitud. Mi deseo es que puedas comprender mejor en qué consiste cada uno de estos sentimientos, qué los genera, por qué es tan difícil superarlos y, lo que seguramente más te interesa, cómo poder sentirte diferente contigo mismo y hacia los demás.

Lo único que te pido es que tengas una disposición abierta e imparcial para recibir los mensajes y que, a partir de allí, con la ayuda de tus ángeles, los analices y asimiles para comenzar a aplicarlos en tu vida diaria. Mi intención no es convencerte ni pretender que pienses o sientas igual a mí; todo lo que te comparto en estas páginas es lo que yo, como ser humano que soy, igual a ti, he aprendido y he tenido que poner a prueba cuando se me han presentado experiencias que así lo han exigido. Me he dado cuenta de que las enseñanzas de Dios que he recibido por medio de los angelitos han sido sabias (obviamente lo son, pues provienen de Él) y, especialmente, efectivas, y por eso las quise plasmar aquí, para que tú las tengas contigo siempre. Si lo haces, y las aplicas, te prometo que experimentarás un cambio interior positivo. A mí me sucedió, ¡y quiero que a ti también te pase igual!

Lee este libro con calma, sin afanes ni presiones de ningún tipo; no te vayas a obligar a sentir una transformación de 180 grados inmediatamente lo termines, pues te desilusionarás; por el contrario, siempre mantén presente en tu mente y corazón que vas a iniciar un nuevo proceso de sanación y que, dependiendo de cuán arraigados estén tus sentimientos de rencor o apego, será más o menos fácil y rápido el tratamiento para erradicarlos de raíz. Por lo tanto, ve poco a poco; “cada día trae su afán”, dice la Biblia. Vive cada fase del proceso con tranquilidad y de una manera total y absolutamente consciente. Esto último es muy importante, pues los humanos tendemos a actuar en muchas ocasiones de manera mecánica debido a los hábitos creados a lo largo de nuestra vida, y por eso caemos de nuevo en el mismo error.

Cada vez que tomes una decisión o encuentres una respuesta, detente un momento para analizarla y reconocer que la has tomado y encontrado. No actúes a la loca ni hables sin pensar. La concientización es un arma poderosísima que, si la sabes manejar, te ayudará a cometer muchos menos errores. Te lo aseguro.

Perdonar, así como soltar y dejar ir, es posible, y aquí te comparto las maneras en que el Cielo me enseñó a lograrlo. No temas; recuerda que no estás solo. ¡No permitas que las dudas o los miedos te frenen! ¡Tú puedes! Confía en ti mismo, en el apoyo que tienes de parte de Dios, de los arcángeles y ángeles; ¡ellos están ansiosos por guiarte y asistirte, pues su mayor felicidad es verte y sentirte feliz!

Yo, por mi parte, confío y sé que lo que Dios y tus angelitos desean decirte –y por eso hicieron que este libro llegara a ti– te proporcione respuestas, te transforme positivamente y aclare tu camino para que puedas tomar las mejores decisiones para tu vida y la de quienes te rodean de aquí en adelante. Tengo la certeza y siento una gran emoción en mi alma mientras lo escribo, ¡así que con toda confianza y fe lo decreto y lo afirmo!

Decreto y afirmo que tu vida será transformada para bien, que sentirás más paz, más claridad y más confianza en Dios y en ti mismo; decreto y afirmo que todo lo que aprendas gracias a este libro te transformará y te hará brillar mucho más; decreto y afirmo que las ideas que lleguen a ti a través de estas páginas serán selladas en tu mente, tu corazón y tu espíritu, para que te acompañen por el resto de tu vida; decreto y afirmo que cada concepto y ejercicio que aquí encontrarás será una herramienta de vida para ti que te ayudará a continuar creciendo cada vez más; decreto y afirmo que este libro será para ti un antes y un después, que te ayudará a sentir la paz que tanto anhela tu alma.

Lo decreto y lo afirmo, porque a través de este libro te estoy enviando todo mi amor, y Dios y los angelitos son testigos de ello. Lo decreto y lo afirmo, porque te amo y mi deseo es que seas feliz, pues tú lo mereces.

¡Te doy la bienvenida al inicio de tu verdadero camino hacia la paz interior y la liberación, con la ayuda amorosa y maravillosa de los ángeles!

A lo largo de este libro descubrirás mensajes de los ángeles que te acompañarán durante todo el proceso.

¿Cómo sacarle el mayor provecho a este libro?

Para que puedas llevar un registro de los mensajes que el Cielo te irá entregando a medida que leas el libro, te sugiero que tengas junto a ti un cuaderno, libreta o diario especial para anotarlos. Yo aprendí que, definitivamente, lo que uno no escribe tiende a olvidarse con gran facilidad, en especial cuando son señales y mensajes de Dios y de los ángeles. Ellos, por lo general, se comunican de una forma muy sutil, como en sueñ ...