Loading...

STEELHEART (TRILOGíA DE LOS RECKONERS 1)

Brandon Sanderson  

0


Fragmento

Título original: Steelheart

Traducción: Rafael Marín Trechera

1.ª edición: abril 2014

© Ediciones B, S. A., 2013

Consell de Cent, 425-427 - 08009 Barcelona (España)

www.edicionesb.com

DL B 9672-2014

ISBN DIGITAL: 978-84-9019-777-6

Todos los derechos reservados. Bajo las sanciones establecidas en el ordenamiento jurídico, queda rigurosamente prohibida, sin autorización escrita de los titulares del copyright, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, así como la distribución de ejemplares mediante alquiler o préstamo públicos.

Contenido Presentación Prólogo Primera parte 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 Segunda parte 14 15 16 17 18 19 20 21 22 Tercera parte 23 24 25 26 27 28 29 30 Cuarta parte 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 Epílogo Agradecimientos

Presentación

Creo que hay que empezar a aceptar que, de nuevo (y nunca se sabe hasta cuándo...), la ciencia ficción está en retirada y la fantasía domina incluso con cierta facilidad. En la ciencia ficción parece existir miedo a la especulación más libre, y esa tendencia a tratar casi exclusivamente del futuro más inmediato (near future) la ha convertido, en demasiados casos, en una especie de thriller tecnológico «avanzado» en torno al futuro de la bio o la infotecnología. Es cierto que el desarrollo de la ciencia y la tecnología en los últimos años complica ese aspecto especulativo, el «¿Qué sucedería si...?» tan típico de la ciencia ficción. La tecnociencia actual ya está respondiendo a la pregunta y no todos los autores saben enmendar la plana a la realidad e imaginar nuevas posibilidades y nuevos mundos. Como siempre, hay honrosas excepciones, pero no es de ellas de lo que voy a hablarles aquí.

Por fortuna, la fantasía, la buena fantasía, nos sale al paso y nos permite disfrutar de lecturas (y, con el tiempo, incluso de versiones cinematográficas) ampliamente satisfactorias.

Atrás hemos dejado ya el mundo de los simples epígonos de Tolkien y, tal vez pronto, dejaremos de reconstruir la historia de Gran Bretaña con seis o siete grandes casas en sustitución de las dos clásicas: York y Lancaster. Y está naciendo o, mejor, consolidándose ya, una nueva fantasía de calidad y «distinta», de la que me atrevo a destacar a un escritor como Brandon Sanderson. Es, sin duda, el más prolífico de todos ellos, manteniendo siempre un elevado nivel de novedad e inventiva, aportando un nuevo enfoque en la manera de tratar los temas fantásticos y, lo más importante, con una importantísima calidad media, como lo demuestran sus obras más conocidas hasta hoy: ELANTRIS, la (primera) trilogía de los MISTBORN (Nacidos de la Bruma) o esa otra maravilla que es EL ALIENTO DE LOS DIOSES (Warbreaker), o la potente y personalísima serie iniciada con EL CAMINO DE LOS DIOSES.

Debo reconocer que una de las más genuinas satisfacciones de un editor es, simplemente, «encontrar» a un autor nuevo y prometedor. En los largos años dirigiendo esta colección he «encontrado» autores nuevos de todo tipo y condición que han sido conocidos en España gracias a NOVA.

Mi más reciente descubrimiento fue este sorprendente Brandon Sanderson, un autor joven al que le han bastado sus primeras obras para renovar la fantasía, durante tanto tiempo encerrada en el clásico «cliché a la Tolkien» ya un tanto agotado. Hoy puedo constatar que la sorpresa que me proporcionó Brandon con su primera novela, ELANTRIS (2005), se ha confirmado, y ello constituye solo una muestra de las muchas satisfacciones que nos va a deparar a todos.

No he sido el único maravillado por la habilidad narrativa y el universo fabulador de Brandon Sanderson. Cuando Robert Jordan falleció en septiembre de 2007, no resultó extraño que se decidiera que sería precisamente Brandon Sanderson quien se encargara de terminar la inacabada novela de aquel (A Memory of Light), que constituiría el volumen final de la famosa serie La rueda del tiempo. En manos del laborioso y prolífico Sanderson, esa novela postrera que Jordan dejó algo encarrilada al menos en sus notas, se ha convertido en tres volúmenes que Sanderson ya ha escrito y publicado: THE GATHERING STORM (2009), TOWERS OF MIDNIGHT (2010) y la esperada A MEMORY OF LIGHT (2013) que finaliza el encargo. Y eso sin olvidar sus propias obras (¿hasta qué punto esta trilogía final de La rueda del tiempo, con su dilatada extensión, no es una obra más de Brandon Sanderson?).

Porque en esos mismos cuatro años, Sanderson ha iniciado tres trilogías más: la segunda de Mistborn (ya iniciada en NOVA con ALEACIÓN DE LEY, en 2012), la de los Rithmatist (de próxima aparición en España, como siempre en NOVA) y la de los Reckoners que hoy presentamos. Y eso sin olvidar algunas novelas cortas como esa fabulosa THE EMPEROR SOUL (2012) ambientada en el mundo de ELANTRIS que le valió el Premio Hugo de novela corta en 2013. Y nos ha ofrecido también el primer volumen de la que parece llamada a ser su obra magna (con permiso de ELANTRIS, MISTBORN o EL ALIENTO DE LOS DIOSES...): La guerra de las tormentas, que Sanderson inició hace más de una década y que constará de unos diez volúmenes (en NOVA ya hemos publicado el primero, EL CAMINO DE LOS REYES, en 2012). Ahí es nada.

Calidad y cantidad se aúnan de manera casi inevitable en la obra de Brandon Sanderson, que en mi opinión todavía escribe con frescura, inventiva y, también, la imprescindible calidad para ser un autor de referencia en el mundo de la fantasía. Sanderson parece no saber todavía que está llamado a ser importante, y por eso mantiene su empuje y maneja su habilidad y su descaro narrativo como el joven que se quiere comer el mundo. Que no decaiga.

Para destacar el enfoque «distinto» que Brandon Sanderson imprime a la fantasía, me voy a permitir incluir de nuevo un texto del estudiante Sanderson en un trabajo académico sobre la fantasía que ya les extracté en la presentación de ELANTRIS. Un texto en el que el entonces joven autor desarrolla su tesis en favor del cambio en la narrativa fantástica:

Muchos escritores contemporáneos, algunos de ellos muy buenos, se han restringido al estándar asumido de la fantasía. Escriben relatos sobre jóvenes héroes que son llamados a una búsqueda misteriosa, ambicionan el poder, y llegan a la madurez al superar sus tribulaciones. Siguen el Síndrome de Campbell paso a paso, e intentan estar seguros de que no dejan nada al margen.

El movimiento ha ganado tal impulso (en parte por Tolkien, cuya obra exhibe el Mito del Héroe pero no lo sigue) que se ha convertido en sinónimo de fantasía. Y, a causa de ello, el género está amenazado de estancamiento.

Esto, por supuesto, plantea un interrogante. La fantasía es todavía un género en su adolescencia —el movimiento contemporáneo no empezó hasta los años setenta—. Las historias que utilizan el mito del héroe siguen vendiéndose bien, en realidad se venden mejor ahora que antes. Y por lo tanto, ¿por qué cambiar?

Respondo que debemos cambiar porque la adolescencia pasa y los lectores de fantasía se hacen mayores. Los lectores de fantasía empiezan a estar cansados. Muchos de mis amigos, antes lectores ávidos de fantasía

Recibe antes que nadie historias como ésta