Loading...

UNA SENSACIÓN EXTRAÑA

Orhan Pamuk  

0


Fragmento



Índice

Una sensación extraña

Primera parte (jueves, 17 de junio de 1982)

Mevlut y Rayiha

Segunda parte (miércoles, 30 de marzo de 1994)

Mevlut, todas las noches de invierno desde hace veinticinco años

Tercera parte (septiembre de 1968 - junio de 1982)

1. Mevlut en el pueblo

2. La casa

3. La persona emprendedora que se construía una casa en un terreno desocupado

4. Mevlut se inicia como vendedor

5. El Instituto Masculino Atatürk

6. La escuela secundaria y la política

7. El cine Elyazar

8. La altura de la mezquita de Duttepe

9. Neriman

10. Las consecuencias de colgar carteles comunistas en tapias de mezquitas

11. La guerra entre Duttepe y Kültepe

12. Conseguir a una chica en el pueblo

13. El bigote de Mevlut

14. Mevlut se enamora

15. Mevlut se marcha de casa

16. ¿Cómo se escribe una carta de amor?

17. Los días de Mevlut en la mili

18. El golpe militar

19. Mevlut y Rayiha

Cuarta parte (junio de 1982 – marzo de 1994)

1. La boda de Mevlut y Rayiha

2. Mevlut el heladero

3. La boda de Mevlut y Rayiha

4. Arroz con garbanzos

5. Mevlut se convierte en padre

6. Samiha se fuga

7. La segunda hija

8. Capitalismo y tradición

9. El barrio de Gazi

10. Limpiar el polvo de la ciudad

11. Las chicas que no recurrían a celestinas

12. En Tarlabası

13. Süleyman mete cizaña

14. Mevlut encuentra un nuevo sitio

15. Su Eminencia

16. El Binbom Büfe

17. La conjura de los empleados

18. Últimos días en el Binbom

Quinta parte (marzo de 1994 - septiembre de 2002)

1. Boza Los Cuñados

2. En la pequeña tienda con las dos mujeres

3. El amor eléctrico de Ferhat

4. Un niño es algo sagrado

5. Mevlut, vigilante de parking

6. Después de Rayiha

7. La historia del consumo eléctrico

8. Mevlut en los barrios más remotos

9. Hundir un club

10. Mevlut en la comisaría

11. La intención del corazón y la intención de las palabras

12. Fevziye se escapa

13. Mevlut se queda solo

14. Nuevos barrios, viejos conocidos

15. Mevlut y Samiha

16. La casa

Sexta parte (miércoles, 15 de abril de 2009)

El inmueble de doce plantas

Séptima parte ( jueves, 25 de octubre de 2012)

La forma de una ciudad

Índice de personajes

Cronología

Biografía

Créditos

PRIMERA PARTE

(jueves, 17 de junio de 1982)

No es costumbre casar a la pequeña cuando aún queda la mayor.

SINASI, La boda del poeta

No dura en la boca la mentira que se ha de contar, ni en las venas la sangre que han de derramar, ni en casa la chica que se ha de escapar.

Dicho popular de Beysehir

(región de İmrenler)

SEGUNDA PARTE

(miércoles, 30 de marzo de 1994)

Los asiáticos, en las bodas, primero comen y beben boza… Después se pelean.

LÉRMONTOV,

Un héroe de nuestro tiempo

TERCERA PARTE

(septiembre de 1968 – junio de 1982)

He sido aborrecido por mi padre desde la cuna.

STENDHAL, Rojo y negro

CUARTA PARTE

(junio de 1982 – marzo de 1994)

Le extrañaba el encontrar en el mundo externo huellas de aquello que él había estimado hasta entonces como una repugnante y peculiar enfermedad de su propia imaginación.

JAMES JOYCE,

Retrato del artista adolescente

 

QUINTA PARTE

(marzo de 1994 – septiembre de 2002)

En el paraíso, la intención del corazón y la intención de las palabras es una.

İBN ZERHANI,

La sabiduría del misterio perdido

SEXTA PARTE

(miércoles, 15 de abril de 2009)

Las negociaciones familiares no resultan bien en días de lluvia.

BIRON BAJÁ, Disculpas y burlas

 

SÉPTIMA PARTE

(jueves, 25 de octubre de 2012)

La forma de una ciudad cambia más rápido, ¡ay!, que el corazón de un mortal.

BAUDELAIRE, El cisne

No puedo meditar sino andando; tan pronto como me detengo, dejo de meditar; mi cabeza no funciona sino al compás de mis pies.

JEAN-JACQUES ROUSSEAU, Las confesiones

Orhan Pamuk nació en Estambul, Turquía, en 1952. Premio Nobel de Literatura 2006, realizó estudios de arquitectura y periodismo, y ha pasado largas temporadas en Estados Unidos, en las universidades de Iowa y Columbia. Es autor de las novelas Cevdet Bey e hijos (Literatura Random House, 2013), La casa del silencio (Debolsillo, 2006), El castillo blanco (Literatura Random House, 2007), El libro negro (Debolsillo, 2008), La vida nueva (Debolsillo, 2009), Me llamo Rojo (Debolsillo, 2009), Nieve (Debolsillo, 2011) y El museo de la inocencia (Literatura Random House, 2009), así como de los volúmenes de no ficción Estambul. Ciudad y recuerdos (Literatura Random House, 2006) y La maleta de mi padre (Literatura Random House, 2007), y de la colección de ensayos Otros colores (Literatura Random House, 2008). Su éxito mundial se desencadenó a partir de los elogios que John Updike dedicó a la novela El castillo blanco. Desde entonces ha obtenido numerosos reconocimientos internacionales: el premio al Mejor Libro Extranjero en Francia, el Grinzane Cavour en Italia y el premio internacional IMPAC de Irlanda, los tres por Me llamo Rojo. En 2005 recibió el Premio de la Paz de los libreros alemanes. Con la publicación de Nieve, novela por la que en 2006 fue galardonado con el Prix Médicis Étranger, Orhan Pamuk pasó a ser objetivo predilecto de los ataques de la prensa nacionalista turca. Tras la obtención del Nobel de Literatura en 2006, su proyección internacional se consolidó definitivamente, y sus libros han sido traducidos a más de cuarenta idiomas.

Título original: Kafamda Bir Tuhaflık

Edición en formato digital: septiembre de 2015

© 2014, Orhan Pamuk

© 2015, Penguin Random House Grupo Editorial, S. A. U.

Travessera de Gràcia, 47-49. 08021 Barcelona

© 2015, Pablo Moreno González, por la traducción

Colaboración editorial: José Serra

Adaptación del diseño original de la portada de Chip Kidd: Penguin Random House Grupo Editorial

Ilustración de portada: © Orhan Pamuk

Penguin Random House Grupo Editorial apoya la protección del copyright.  El copyright estimula la creatividad, defiende la diversidad en el ámbito de las ideas  y el conocimiento, promueve la libre expresión y favorece una cultura viva.  Gracias por comprar una edición autorizada de este libro y por respetar las leyes del copyright al no reproducir ni distribuir ninguna parte de esta obra por ningún medio sin permiso. Al hacerlo está  respaldando a los autores y permitiendo que PRHGE continúe publicando libros para todos los lectores. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, http://www.cedro.org) si necesita reproducir algún fragmento de esta obra.

ISBN: 978-84-397-3101-6

Composición digital: M.I. maqueta, S.C.P.

www.megustaleer.com

019

cover.jpg

Una sensación extraña

Una historia sobre la vida, las aventuras, los sueños y los amigos de Mevlut Karata, el vendedor de boza, y una fotografía de la vida de Estambul entre 1969 y 2012, descrita desde la perspectiva de numerosas personas

ORHAN PAMUK

Traducción de

Pablo Moreno González

019

www.megustaleerebooks.com

 

 

 

Para Aslı

Una sensación extraña,

la de no pertenecer a ese lugar

ni a ese tiempo.

WILLIAM WORDSWORTH,

El preludio

El primero a quien, después de cercar un terreno, se le ocurrió decir «Esto es mío», y halló personas bastante sencillas para creérselo, fue el verdadero fundador de la sociedad civil.

JEAN-JACQUES ROUSSEAU,

Discurso sobre el origen y los fundamentos

de la desigualdad entre los hombres

La profunda diferencia entre las opiniones personales y las opiniones oficiales de nuestros compatriotas es la prueba del poder de nuestro Estado.

CELÂL SALIK, Yazılar

imagen

MEVLUT Y RAYİHA

NO ES TAREA FÁCIL FUGARSE CON UNA CHICA

Esta es la historia de la vida de Mevlut Karatas, vendedor de yogur y de boza. Mevlut nació en 1957 en cierto lugar en el extremo occidental de Asia, en un pueblecito pobre de la Anatolia Central que miraba desde lo lejos a un lago brumoso. A los doce años llegó a Estambul, la capital del mundo, donde a partir de entonces ha vivido siempre. A los veinticinco años, se fugó con una muchacha de su pueblo; fue un suceso extraño que determinó su vida entera. Al regresar a Estambul, se casó y tuvo dos niñas. Se dedicó incesantemente a toda clase de trabajos, como el de vendedor de yogur, de helado, de arroz, o el de camarero. Pero por las noches nunca dejó de vender boza ni de construir fantasías extrañas por las calles de Estambul.

Mevlut, nuestro protagonista, era alto, recio pero esbelto, bien parecido. Tenía cara de niño, lo que despertaba ternura en las mujeres, el pelo castaño y la mirada atenta y perspicaz. Lo de que tuviera cara de niño, y no solo cuando era joven, sino incluso pasados ya los cuarenta, y lo de que esa cara resultara atractiva a las mujeres, estos dos rasgos fundamentales de Mevlut, se los recordaré de vez en cuando a mis lectores para que la historia se entienda. En cuanto a que Mevlut fuera siempre optimista y bienintencionado –ingenuo, según algunos–, no va a ser necesario que esté recordándolo expresamente, lo podréis comprobar por vosotros mismos. Si mis lectores hubieran conocido a Mevlut, como yo, les darían la razón a las mujeres que lo consideraban guapo y pueril, y admitirían que no estoy exagerando para dar color a la historia. Por cierto, aprovecho para dejar bien claro que este libro se basa en sucesos reales y no pienso incurrir en ni una sola exageración, que de hecho me voy a limitar a exponer una serie de sucesos insólitos de un modo que ayude a mis lectores a seguirlos y a comprenderlos adecuadamente.

Para poder narrar mejor la historia y los sueños de nuestro protagonista, voy a partir de cierto punto hacia la mitad del relato, contaré primero cuando Mevlut se escapó con una chica del pueblo vecino de Gümüsdere (adscrito al distrito de Beysehir, provincia de Konya) en junio de 1982. La primera vez que Mevlut había visto a la muchacha que se acabaría escapando con él fue cuatro años antes, en una boda en Estambul. Se trataba de la boda de Korkut, su primo mayor por parte de padre, que se casó en 1978 en el barrio de Mecidiyeköy. Mevlut jamás pensó que podría llegar a gustar a esa chica tan preciosa que todavía era una niña (tenía trece años). Era la hermana pequeña de la mujer de su primo Korkut, y aquella era la primera vez en su vida que la chica veía Estambul, adonde había ido para asistir a la boda de su hermana. Mevlut se pasó los siguientes tres años mandándole cartas de amor. La chica no respondía,

Recibe antes que nadie historias como ésta