Loading...

Noticia

Esteban Cruz y Paulettee son dos escritores que acaban de publicar ?Expedientes X Colombia? y ?Tras la Pista Invisible? respectivamente. Si bien son obras en las que se cuentan historias diferentes, ambos libros tienen en común que obligan al lector a repensar su visión del mundo.


El escritor colombiano Esteban Cruz, quien lanza su más reciente libro, basado en archivos secretos de la Cía y el FBI. Cortesía

Hay cosas que no son tales, hay eventos que no ocurren siguiendo el curso natural de los hechos, hay seres humanos que tal vez adolezcan de humanidad, hay historias que pueden llegar a ser tan oscuras como una noche en octubre.

Desde hace 2,400 años el humano ya sabe que algo se nos escapa, que el mundo en el que vivimos es imperfecto y desconfiable, es mutable y nebuloso. Hace 2,400 años, Platón ya hablaba de un universo dividido en dos mundos. Mientras en el mundo de las ideas no existe la dualidad ni el cambio, el mundo sensible en el que vivimos es tan solo una realidad aparente. Es un constante fluir de experiencias yuxtapuestas que nos obligan a vivir envueltos en oscuridad y tocando las paredes para guiarnos.

?Creo que, en el fondo, todo lo que nos rodea es un misterio?, lo resume así Esteban Cruz, antropólogo e historiador del arte de la Universidad de Salamanca. ?No sabemos que pasará el día que dejemos de existir. Algunos creen en otra realidad, el cielo o el paraíso, y aun así es un misterio. No tenemos claro si existe vida en el universo aparte de nosotros. El misterio nos rodea y no todo lo que existe es lo que podemos ver?. Sí, en efecto, no todo lo que existe es lo que podemos ver e, incluso, aquello que vemos puede no existir en realidad. ?No hay nada mejor que intentar buscarle una explicación a todo aquello que no entendemos?, prosigue Paulettee, una de las youtubers más exitosas de Colombia y que trata temas de misterio en su canal. Que las brujas se extinguieron, que los espíritus no están aquí, que los monstruos son sólo cuentos para evitar que los niños salgan de noche. Si ya los hemos imaginado, si ya son ideas que rondan sobre nuestras cabezas, ¿por qué no pueden materializarse en el mundo sensible?

Es por esto que libros como ?Expedientes X Colombia? o ?Tras la Pista Invisible? existen. Durante dos años, Esteban Cruz nadó bajo los archivos de la CIA y el FBI, hallando archivos secretos que lo retaban a observar el mundo de la misma manera. Saber de ovnis avistados por el ejército colombiano hizo que, de súbito, sintiera objetos voladores zumbando alrededor. Leer sobre extraños acontecimientos ocasionados durante la época de la Colonia causó que desconfiara de extraños y viera almas en pena cruzando por la esquina. Investigar sobre Juan Roa Sierra le introdujo una extraña sensación en todo el cuerpo que, como un eco, le repetía que el humano era mucho más complejo y aterrador, que el hombre era un monstruo para el hombre. 

Paulettee no quería ser la única sujeta a lo desconocido por un hilo invisible, así que narró ocho misterios desde la voz de personajes ficticios que fueran capaces de hacer que los lectores se identificaran emocionalmente con su dolor. ?Créanme, esto podría ocurrirles a ustedes?, parece decir Paulettee a lo largo de ?Tras la Pista Invisible?, y es que el libro de Paulettee es el reflejo de lo perversa que puede llegar a ser la naturaleza humana y el mundo mismo. Una niña muerta dentro de una maleta, tres hermanos desaparecidos, una joven muerta en circunstancias paranormales dentro de un hotel, un buque embrujado. Todo esto ha pasado, todo esto ha trastocado nuestro mundo sensible, mutándolo a su antojo y transmutándonos a nosotros en el proceso.

Y es que en varias de las historias que Cruz y Paulettee cuentan existe más de una explicación que podría resolver el misterio. En este aspecto, Esteban Cruz fue cuidadoso para no engañar. Su proceso de escritura fue un trabajo humilde y arduo, como el carpintero que construye una silla, para tener los materiales y la técnica preparadas y luego ensamblar todo, descubriendo y encontrando lo imposible. Confundirse con la fantasía sin faltar a la verdad fue casi heroico, y el resultado fueron historias que practicaron una danza mortífera contra una ficción disfrazada de realidad. Así que, la próxima vez que escuchen que Juan Roa Sierra experimentó trances causados por energías negativas, o que practicaba brujería, créanle a ese instinto animal que llevan dentro.

Estas historias son hechos que no tienen solución, pero cuya existencia nos pone a pensar en la posibilidad de que algunas cosas que nos rodean no son lo que parecen o lo que aparentan. Es el lector el que debe concluir qué tan mutante es nuestro mundo sensible, qué tan ininteligible, que tan cambiante, qué tan monstruoso. Es el lector el que debe atender a lo que ocurre por el rabillo de sus ojos, el que debe alzar la vista al mundo de las ideas en busca de respuestas, el que debe sacarle lógica a expedientes secretos y seguir la pista invisible.

Noticia publicada en EL ESPECTADOR: https://www.elespectador.com/noticias/cultura/de-la-vida-en-un-mundo-aparente-mutable-misterioso-articulo-820998

Compártelo: