Loading...

Noticia

Publicamos la investigación detrás del libro Camino a Macondo. Ficciones 1950-1966, que revisa desde borradores hasta novelas previas a Cien años de soledad, como La hojarasca y La mala hora.

García Márquez sostuvo en diversas oportunidades que para escribir cada libro primero había que aprender a escribirlo, y solo entonces enfrentarse a la máquina de escribir. A él le tomó casi 20 años vivir en Macondo para aprender a escribir su novela Cien años de soledad. Esta antología, realizada con el ánimo de rastrear el derrotero del escritor, le permitirá al curioso lector encontrar algunos momentos de ese trajinar. Al igual que un colono, debió desbrozar un camino, apropiarse de un espacio y perfilar, al menos, algunos rasgos de los personajes que lo habitarían. Por eso esta antología de textos completos pero de dimensiones muy diversas lleva por título Camino a Macondo.

García Márquez se inició en la literatura y el periodismo casi al mismo tiempo. Su primer cuento, La tercera resignación, se publicó en septiembre de 1947; sus comienzos como periodista fueron ocho meses más tarde en Cartagena. Para 1950 ya era un columnista de planta del diario El Heraldo de Barranquilla. Su columna, ?La jirafa?, iba firmada con el seudónimo de Séptimus. 

También por esos días se había embarcado con sus amigos en la publicación de una revista, Crónica, un semanario deportivo-literario de vida efímera. En el número 6 (3 de junio de 1950) aparece un texto firmado por García Márquez bajo el título ?La casa de los Buendía? y lleva de subtítulo una clara advertencia: ?Apuntes para una novela?. Ahí están los primeros trazos públicos de lo que él alcanza a columbrar y rumia su cabeza. Y en ese mismo mes, apenas 10 días después, en la columna de El Heraldo, el texto titulado ?La hija del coronel?, en donde se repite la aclaración ?Apuntes para una novela? y no firma Séptimus, sino Gabriel García Márquez.

Esta ?puesta en escena?, por llamarla de alguna manera, se repetirá ese mismo año en dos ocasiones, ?El hijo del coronel? y ?El regreso de Meme?, el 23 de junio y el 22 de noviembre, respectivamente. En el primer texto ya está el nombre de la estirpe y la figura de uno de sus más destacados personajes, Aureliano Buendía, quien regresa al pueblo terminada la Guerra Civil y solo le queda ?el título militar y una vaga inconsciencia de su desastre?.

En ?El regreso de Meme?, otro coronel ?son varios los militares en la obra de García Márquez, unos con nombre propio, otros apenas con el distintivo genérico de su rango? será a la vuelta de unos años el personaje central de La hojarasca. Ya definido aquí con ese carácter que lo conducirá en la novela a una encrucijada: ?Fue entonces cuando mi padre, que la había sostenido como sirvienta durante 15 años, la tomó por el brazo, sin mirar a la concurrencia, y la trajo por la mitad de la plaza con esa actitud soberbia y desafiante que tiene siempre, cada vez que hace algo con lo cual sabe que estarán en desacuerdo los demás?. El capítulo 2 de La hojarasca (1955) es en sus primeros párrafos una reproducción de esta cuarta columna de El Heraldo, con algunas leves variaciones.

La colaboración de García Márquez con el diario barranquillero terminó el 24 de diciembre de 1952 con ?El invierno?, un texto que ocupaba toda la última páginadel periódico, antecedido por una breve nota en donde se informaba que se trataba de un capítulo de La hojarasca. Tres años más tarde, la revista Mito publicó (Nº 4, octubre-noviembre de 1955) el mismo texto con el título que se conoce en el mundo entero: ?Monólogo de Isabel viendo llover en Macondo?. En una columna, casi 30 años después, ?¿Cómo se escribe una novela?? (1984), el escritor recuerda a Jorge Gaitán Durán rescatando del cesto de papeles rotos un texto que él cree publicable: ?¿Qué título le ponemos??, me preguntó, usando un plural que muy pocas veces había sido tan justo como en aquel caso. ?No sé?, le dije. ?Porque eso no era más que un monólogo de Isabel viendo llover en Macondo?. Gaitán Durán escribió en el margen superior de la primera hoja casi al mismo tiempo que yo lo decía: ?Monólogo de Isabel viendo llover en Macondo?.

 

Noticia publicado en EL ESPECTADOR: https://www.elespectador.com/noticias/cultura/el-camino-a-macondo-de-gabriel-garcia-marquez/

Compártelo: