Loading...

Noticia

Más de 30 años de investigación, graduado en pregrado como antropólogo de la Universidad de los Andes; especializado; con estudios de maestría de la Universidad de Pittsburg en antropología y con un doctorado de la misma universidad estadounidense también en antropología, lo convierten en una de las voces más importantes, por no decir la más, en el tema antropológico en el país. Él es Carl Henrik Langebaek Rueda.

 El profesor rueda, como lo llaman la mayoría de personas que lo conocen, ha estado vinculado a la academia desde siempre, pero sobre todo a la investigación arqueológica de colombia y latinoamérica.

 Aunque sus nombres y primer apellido lo pueden dejar ver como un extranjero, el apellido materno delata lo colombiano que es. Nació en Bogotá hace 58 años y desde que tuvo conciencia académica, nunca se ha alejado de la historia, hecho que agradece a sus docentes en la materia en el bachillerato, que cursó en el Gimnasio Moderno y sobre todo a su padre, un ingeniero de origen danés que debido a sus raíces siempre fue un amante de la arqueología, tema del que también su hijo se enamoró desde muy joven.

 

El doctor e investigador Langebaek, es el autor del más reciente libro sobre los muiscas, la comunidad indígena más importante del centro y norte de Colombia que habitó el territorio, colombiano aproximadamente hace unos 13 mil años.

Los Muiscas, del grupo editorial Penguin Random House, según se lo cuenta el profesor a KienyKe.com, nace de la invitación que Penguin le hace hace alrededor de un año y medio, para abordar el tema de esta comunidad indígena, al ser él, uno de los antropólogos que más tiempo le ha dedicado a este tema en el país.

 

El interés del maestro Langebaek por los muiscas viene, prácticamente desde que estaba en los primeros semestres de pregrado en la Universidad de Los Andes en Bogotá. Tanto así que su tesis de grado, sobre los muiscas fue sobre el como intercambiaban productos en el altiplano boyacense los muiscas.

 ?La verdad me han interesado otras comunidades indígenas también, he dedicado parte de mi tiempo investigando como los Tayronas y Tierraadentro. He estado en otras partes investigando como en la Guajira y bajo Magdalena, pero los muiscas me han cautivado con más énfasis, Porque sobre ellos existe información abundante y es un territoria grande donde se puede hacer mucha arqueología?, cuenta.

 Este libro, el más reciente del profesor bogotano se realizó, según lo cuenta él, ?a partir de documentos de archivo en Colombia, luego de innumerables trabajos fundamentalmente de arqueología durante varios años, en varios sitios de Colombia. Usó también mucha información de investigadores más jóvenes que ha sido muy activos de la universidad de los Andes, Nacional,Pedagógica de Tunja, y otras más, para poder dar un visión integral de los muiscas.

Este libro, editado bajo el sello Debate, le dio la oportunidad a Langebaek de redondear y de reevaluar el tema de la sociedad muisca desde el punto de vista de su organización social desde muchos ángulos.

 

Cuando habla de sus motivaciones para escribir Los Muiscas, dice que la mayor de ellas era ?cuestionar una tendencia que existe entre los investigadores de interpretar el poder y la jerarquización en la sociedad muisca desde la óptica de nuestra propia sociedad y ofrecer la interpretación de esos dos aspectos ese poder y jerarquización de una manera distinta, desde el punto de vista que documentos y la arqueología puede mostrar de esta sociedad?.

 

Dice el antropólogo que sobre esta comunidad hay información negativa, tergiversada e idealizada, que habla entre otras cosas, de que eran unos hombres poderosos, que explotaban a la sociedad, que obtenían tributos y que estaban interesados más en sus proyectos personales.

 

Los Muiscas es la defensa antropológica de estas versiones. Dice el maestro Carl, quien actualmente es vicerrector de asuntos académicos en la Universidad de los Andes, de la que también ha sido decano de antropología, docente, investigador, antropólogo becado, entre otros cargos, que hay para esta comunidad indígena ?los proyectos comunales eran más importantes que los individuales y que el poder lo usaban los caciques para mantener la sociedad funcionando y no simplemente para su propio beneficio económico, como algunas perspectivas lo han planteado en los últimos años?.

 

Este libro es la oportunidad de Langebaek de meter a los lectores en esa cultura, ?que es tan distinta a la nuestra y tratar de rescatarla y reivindicarla, en relación a esas interpretaciones?, dice el investigador, quien asegura que ?todas las fuentes primarias de información sobre las culturas prehispánicas vienen de los conquistadores y sus descendientes primarios y en realidad hasta unos 50 o 60 años. se tiene información diferente, información arqueológica, que es información que los investigadores contemporáneos están aportando?.

 

?Hace 60 años lo que teníamos eran documentos españoles que no tenían cómo dar una visión más objetiva y centrada en la sociedad muisca. Creo que la información arqueológica cuando se analiza críticamente muestra la ausencia de ese poder centralizado en lo económico, político y religioso por parte de una elite que estuviera interesada en controlar el resto de la población. La arqueología desmiente a mi juicio esa visión?.

 

El profesor defiende tanto esta visión que dice que a su parecer el manejo del poder y la conceptualización de los bienes económicos en la sociedad muisca son una gran lección para el mundo actual de cómo se pueden hacer las cosas de una manera diferente y como nuestro concepto de riqueza no es aplicable a esta sociedad indígena, que es muy diferente al nuestro.

 

?Por ejemplo ? dice el historiador- el oro en esta sociedad no se usa para acumular, no se usa para tener poder, ni para tener riqueza. El oro se usa para hacer sacrificios, ofrendas para que en el mundo de la cosmovisión muisca siguiera funcionando, para que no tuviera problemas, para que siguiera alimentando?.

 

Aunque este libro no se aleja del rigor y del análisis técnico, tiene un lenguaje que busca llegar al mayor número de públicos posibles, con un lenguaje asequible. Sobre el libro dice el autor, que él también lo escribió pensando en hacer, a través de esta publicación, una invitación para que se lea sobre estos temas, para que las diferentes sociedades sean comprendidas de una manera más integral.

 

Artículo publicado en KIENYKE: https://www.kienyke.com/historias/el-hombre-que-quiere-reivindicar-a-los-muiscas

 

 

Compártelo: