Loading...

Noticia

La escritora m√°s le√≠da en espa√Īol presenta su novela 'Largo p√©talo de mar' y anuncia, enamorad√≠sima, su inminente boda a los 76 a√Īos.

 

¬ŅC√≥mo le fue con Roger?

Me caso en mes y medio. Con el mismo se√Īor, eh, no con otro. Ha resultado fant√°stico, el tipo. Vendi√≥ su casa, regal√≥ todo lo que ten√≠a y llevamos un a√Īo viviendo en mi casa, que es as√≠ de chica. Yo creo que est√° enamorado de mi perra, Dulce, que es todo menos dulce, y que no se va por ella.

¬ŅPor qu√© escribe, entonces, pudiendo llevar una vida de amor y lujo?

Porque me encanta, porque es mi vida, mi aire, mi oxígeno. La gente quiere jubilarse para disfrutar del tiempo libre, pero mi tiempo libre es escribir. Mi fiesta es ponerme a investigar y a contar una historia. Trabajo es comprar zapatos.

Si la cabra tira al monte. ¬ŅA qu√© monte tira en sus libros?

Escribo sobre lo que me interesa y me importa: el amor, la muerte, la violencia, la lealtad, la justicia natural, no la de la ley, que es siempre injusta con el pobre y el vulnerable. Siempre escribo sobre mujeres fuertes y extraordinarias.

¬ŅNo lo somos todas?

AMOR Y DESARRAIGO

Los temas recurrentes de Isabel Allende (Lima, 76 a√Īos) est√°n en su nueva novela, 'Largo p√©talo de mar' (Plaza y Jan√©s), cuyo t√≠tulo se inspira en un verso de Pablo Neruda. El poeta flet√≥ el 'Winnipeg', el barco en el que los protagonistas se exilian a Chile huyendo de la Guerra Civil espa√Īola. "Conoc√≠a esta historia desde hace 40 a√Īos, pero ahora es cuando me ha pedido el cuerpo escribirla", dice quien escribe como respira. "Es mi ox√≠geno".

Una mujer privilegiada que vive en un barrio privilegiado no me interesa porque no se ha sobrepuesto a nada verdaderamente importante en la vida. No niego que pueda tener conflictos emocionales, problemas diversos, pero me interesan menos que los problemas de una mujer que est√° esperando asilo en la frontera.

Su hija muri√≥ a los 29 a√Īos. ¬ŅNo fue eso una frontera vital?

La vida es un fluir, pero s√≠. Solo he notado esa frontera el a√Īo en que cumpl√≠ 50 y muri√≥ mi hija. Ah√≠ termin√≥ la primera parte de mi vida y empez√≥ otra. Cuando sal√≠ de Chile al exilio, pens√© que se cortaba mi vida, pero no, porque yo era la misma. Despu√©s de Paula soy otra persona. El d√≠a que me avisaron de que entraba en el hospital estaba en Barcelona presentando¬†El plan infinito¬†y me fotografiaron: pelo largo, falda larga, brazos llenos de pulseras. A los dos a√Īos, despu√©s de su a√Īo de agon√≠a y de su muerte, era una se√Īora mayor Desde entonces han pasado cosas: se mueren los padres, te divorcias, se mueren los perros, pero una sigue siendo una.

Le he escuchado decir que sus nietos se mueren de verg√ľenza cuando dice que est√° enamorada.

No lo conciben. Son como marcianos. Yo sí que no les entiendo.

¬ŅPor j√≥venes? ¬ŅPor digitales?

Hablan r√°pido, no s√© qu√© dicen. Y luego los encuentro supermimados [su nuera ni se inmuta]. Son supersensibles, por cualquier cosa se ofenden. Hay que tratarles con pinzas. Yo me eduqu√© en la escuela del rigor: uno sal√≠a adelante como fuera. El esfuerzo y el trabajo eran la vida. Pero estos: 'ay, hoy amanec√≠ cansado y no voy a la oficina'. ¬ŅQu√©? ¬ŅC√≥mo?

Son la generación más deprimida y ansiosa de la historia.

Quiz√° porque les criaron sin darles la oportunidad de esforzarse por nada. El otro d√≠a una periodista me dijo que se sent√≠a mala madre porque se pasaba el d√≠a trabajando. Le dije que no hay nada mejor que la negligencia con los ni√Īos, porque eso les obliga a salir adelante. Si les sobreproteges y les das todo hecho, ¬Ņqu√© ense√Īanza sacan de la vida? Nadie les va a cuidar as√≠ ah√≠ fuera. Con raz√≥n est√°n deprimidos y ofendidos.

¬ŅCon la edad se siente m√°s o menos respetada por el p√ļblico?

Me ha costado el triple que a cualquier hombre obtener la mitad de respeto por mi trabajo. Pero, con el tiempo y el reconocimiento, me respetan m√°s. A esta edad ya no tienes que demostrar nada, solo que no est√°s demente, porque siempre se sospecha que te est√° fallando la cabeza. Mi hijo tiene serias dudas.

Volvamos al amor. ¬ŅSe casa por la Iglesia?

¬ŅC√≥mo se te ocurre? Nada por la Iglesia. Es mi tercera boda. Primero con el padre de mis hijos. Luego con Willy. Estuvimos juntos 28 a√Īos y fueron 8 de m√°s, lo mismo que con mi primer marido. El amor me dura 20 a√Īos. Luego, ¬Ņpara qu√© seguir juntos?

Veinte a√Īos es una eternidad.

Pero esto es porque tengo imaginaci√≥n y me puedo inventar al tipo. Mi mam√° dec√≠a que tengo el s√≠ndrome del √°rbol de Navidad. Le voy colgando chirimbolos al pino hasta que se le van cayendo y se seca. Eso mismo es el matrimonio. Le cuelgas de todo, pero acaba sec√°ndose. Yo s√© que a Roger ahora le estoy decorando mucho. La buena cosa es que con √©l no voy a alcanzar los 20 a√Īos, o nos dejaremos o nos moriremos antes, y ser√° mi √ļltima relaci√≥n.

¬ŅA√ļn se cortejan?

Una de las cosas que m√°s me gusta de Roger es que me mueve la silla, me abre la puerta del auto, me trata como a una princesa. Esos modales ya se han perdido.

Aquí esos gestos podrían considerarse machistas.

Y en Estados Unidos también. Pero Roger tiene buenos modales, qué quieres que te diga. Además, él no tiene nada de machista. Imagínate que lo quisiera ser conmigo: el pobre diablo no podría. Me tiene terror porque soy como dinamita. El pobre vive asustado. Si no fuera por la perra, ya se hubiera ido.

¬ŅNos vemos en dos a√Īos con libro nuevo?

Hecho. Ahora, igual vengo embarazada.

 

Noticia publicada en EL PA√ćS (Espa√Īa):¬†¬†https://elpais.com/cultura/2019/05/31/actualidad/1559318797_846244.html

 

Comp√°rtelo: